jueves, 24 de noviembre de 2011

Lamingtons

Lamingtons: pastel originario de Australia, en forma de cubo y con cobertura de chocolate, mermelada y coco.



Cuando en casa descubrimos esta receta nos pareció de lo más sencillo de preparar, pero al ponernos a ello... os diré que tiene su ciencia...  Pero como siempre digo, todo es ponerse a ello y tener todos los ingredientes ordenados, pesados y preparados, el resto... es sólo paciencia! ... y ganas de algo dulce!

La receta consta de dos partes: realizar una genovesa (o bizcocho) y recubrir trozos de este bizcocho con frambuesa, chocolate y coco.  Podemos utilizar un bizcocho que hayamos hecho en casa el día anterior, y así será todavía más fácil.

Pues...

Ingredientes
Para la genovesa (para un molde de 20 x 30 cms):
5 huevos
155 grs de azúcar
155 grs de harina
45 grs de mantequilla derretida

Para recubrir:
50 grs de cacao en polvo
200 grs de azúcar glacé
10 cl de agua hirviendo
25 grs de mantequilla
una cucharadita de vainilla
1 bote de confitura de frambuesa (o melocotón, o la que os guste)
150 grs de coco rallado

Genovesa:

Precalentamos el horno a unos 180º.

Batimos los huevos con el azúcar enérgicamente, durante 5 minutos, hasta que la mezcla se quede de un color blanquecino y triplique su volumen. Es importante tener unas varillas eléctricas o una máquina que nos ayude con este trabajo, ya que al no llevar levadura, los huevos deben estar muy montados para que la masa suba en el horno.

Añadimos la harina, y la mantequilla derretida, y removemos muy suavemente para que no baje el volumen. A continuación, forramos un molde rectangular y vertemos el batido en ella. Si queréis, podéis forrarlo de la forma que tenéis en la foto, para que os sea más fácil de desmoldar.



Horneamos unos 20-30 minutos o hasta que al introducir un palito éste salga limpio. Desmoldamos y enfriamos.



Recubrimientos:

Ponemos el cacao y el azúcar glacé en un pequeño bol, agregamos el agua hirviendo, la mantequilla y la vainilla, y sin dejar de remover, lo ponemos al baño María, hasta que se derrita la mantequilla.

Por otro lado, en un cazo calentamos la confitura que hayamos elegido con un par de cucharadas de agua.

Preparamos los pasteles:

Para el montaje final, es interesante tener cortada la genovesa en cuadrados y tener organizada una especie de cadena de montaje, de forma que: primero pasamos los cuadrados por la confitura, después los bañamos en cobertura de chocolate y finalmente se pasan por el coco rallado.
Debemos dejarlos enfriar durante, al menos una hora. Duran frescos, al menos, un par de días.


1 comentario:

  1. Lamintong qué viene, de lametón, no? Es lo que yo le daría... Jeje

    ResponderEliminar